presencia 10 adaptable

BANNER AMAZON

Páginas vistas en total

Elige tu idioma

revolvermaps

sígueme en las redes sociales

siguenos en facebook Canal de youtube siguenos en Twitter siguenos en Google+

Buscar en este Blogs con google

seguir buena noticia en facebook

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

martes, 27 de marzo de 2018

LOS MEJORES VÍA CRUCIS


LOS MEJORES VÍA CRUCIS
EL CAMINO DE LA CRUZ






INTRODUCCIÓN AL BLOGS

Este blog quiere ser un rincón para orar juntos a Dios.  Oramos convencidos de una PRESENCIA 
La fe recibida en el Bautismo necesita ser orada y convencida de tener un trato de amistad con Dios.

Esta Blogs pretende ser una CAPILLA VIRTUAL donde puedas rezar a Dios convencido de su presencia. 

Estas velas están encendidas para ti....
Situáte en la presencia  del Señor y ojalá que las oraciones que cada día sugiero sea una oportunidad para presentar tu vida a Dios como una ofrenda agradable y válida. 





                         INTRODUCCIÓN A LA ORACIÓN

CATECISMO DE LA IGLESIA CATÓLICA

«Para mí, la oración es un impulso del corazón, una sencilla mirada lanzada hacia el cielo, un grito de reconocimiento y de amor tanto desde dentro de la prueba como en la alegría (Santa Teresa del Niño Jesús, Manuscrit C, 25r: Manuscrists autohiographiques [Paris 1992] p. 389-390).

La oración como don de Dios

2559 “La oración es la elevación del alma a Dios o la petición a Dios de bienes convenientes”(San Juan Damasceno, Expositio fidei, 68 [De fide orthodoxa 3, 24]). ¿Desde dónde hablamos cuando oramos? ¿Desde la altura de nuestro orgullo y de nuestra propia voluntad, o desde “lo más profundo” (Sal 130, 1) de un corazón humilde y contrito? El que se humilla es ensalzado (cf Lc 18, 9-14). La humildad es la base de la oración. “Nosotros no sabemos pedir como conviene” (Rm 8, 26). La humildad es una disposición necesaria para recibir gratuitamente el don de la oración: el hombre es un mendigo de Dios (San Agustín, Sermo 56, 6, 9).

2560 “Si conocieras el don de Dios”(Jn 4, 10). La maravilla de la oración se revela precisamente allí, junto al pozo donde vamos a buscar nuestra agua: allí Cristo va al encuentro de todo ser humano, es el primero en buscarnos y el que nos pide de beber. Jesús tiene sed, su petición llega desde las profundidades de Dios que nos desea. La oración, sepámoslo o no, es el encuentro de la sed de Dios y de la sed del hombre. Dios tiene sed de que el hombre tenga sed de Él (San Agustín, De diversis quaestionibus octoginta tribus 64, 4).


LOS MEJORES VÍA CRUCIS
EL CAMINO DE LA CRUZ
   


 El Vía Crucis es una devoción centrada en los Misterios dolorosos de Jesucristo, que se meditan y contemplan caminando en las estaciones que  representan los momentos más notables de la Pasión.

   La difusión del ejercicio del Vía crucis ha estado muy vinculada a la Orden franciscana. Pero no fue San Francisco quien lo instituyó tal como lo conocemos, si bien acentuó y desarrolló grandemente la devoción a la humanidad de Cristo y en particular a los misterios de Belén y del Calvario, que culminaron en su experiencia mística en la estigmatización del Alverna; más aún, San Francisco compuso un Oficio de la Pasión de marcado carácter bíblico, que es como un «vía crucis franciscano», y que rezaba a diario, enmarcando cada hora en una antífona dedicada a la Virgen. En todo caso, fue la Orden francisana la que, fiel al espíritu de su fundador, propagó esta devoción, tarea en la que destacó especialmente San Leonardo de Porto Maurizio.

     El Vía crucis consta de 14 estaciones, cada una de las cuales se fija en un paso o episodio de la Pasión del Señor. A veces se añade una decimaquinta, dedicada a la resurrección de Cristo.
·         Primera Estación: Jesús es condenado a muerte .
·          Segunda Estación: Jesús carga la cruz.
·         Tercera Estación: Jesús cae por primera vez.
·          Cuarta Estación: Jesús encuentra a su madre María. 
·         Quinta Estación: Simón, el Cirineo, ayuda a Jesús a llevar la cruz.
·         Sexta Estación: Verónica limpia el rostro de Jesús.
·         Séptima Estación: Jesús cae por segunda vez.
·         Octava Estación: Jesús consuela a las mujeres de Jerusalén
·         Novena Estación: Jesús cae por tercera vez.
·         Décima Estación: Jesús es despojado de sus vestiduras.
·         Undécima Estación: Jesús es clavado en la cruz.
·         Duodécima Estación: Jesús muere en la cruz.
·         Decimotercera Estación: Jesús es descendido de la cruz y puesto en brazos de María, su madre.
·         Decimocuarta Estación: Jesús es sepultado.

LOS MEJORES VÍA CRUCIS













                          Conoce libros de F. Baena en Bubok



Conoce alguno de  mis blogs en Blogguer:

• BUENA NOTICIA  

• APRENDIZ DE POETAS  https://aprendizpoetas.blogspot.com/

• LUGARES Y RINCONES DEL MUNDO https://fbaenacalvo1.blogspot.com.es/

• CÓRDOBA, CIUDAD MÁGICA  

• LAS MEJORES FRASES CÉLEBRES https://frasesinmortalesycelebres.blogspot.com.es/

• PALMA DEL RÍO Y LUQUE https://palmadelrioyluque.blogspot.com.es/

Gracias por entrar en mi canal de Youtube: 
Canal de Francisco Baena Calvo.
Me gustaría que te suscribieras a mi canal: http://goo.gl.j2Yvek
Conoce mi página web: 

*Si te gustó el video dale a me gusta (like)



Gracias por tu visita. Si te ha gustado este artículo añade me gusta. Compártelo en las redes.


EL CAMINO DE LA CRUZ-VÍA CRUCIS


EL CAMINO DE LA CRUZ-VÍA CRUCIS





INTRODUCCIÓN AL BLOGS

Este blog quiere ser un rincón para orar juntos a Dios.  Oramos convencidos de una PRESENCIA 
La fe recibida en el Bautismo necesita ser orada y convencida de tener un trato de amistad con Dios.

Este Blog pretende ser una CAPILLA VIRTUAL donde puedas rezar a Dios convencido de su presencia. 

Estas velas están encendidas para ti....
Situáte en la presencia  del Señor y ojalá que las oraciones que cada día sugiero sea una oportunidad para presentar tu vida a Dios como una ofrenda agradable y válida. 





                         INTRODUCCIÓN A LA ORACIÓN

CATECISMO DE LA IGLESIA CATÓLICA

«Para mí, la oración es un impulso del corazón, una sencilla mirada lanzada hacia el cielo, un grito de reconocimiento y de amor tanto desde dentro de la prueba como en la alegría (Santa Teresa del Niño Jesús, Manuscrit C, 25r: Manuscrists autohiographiques [Paris 1992] p. 389-390).

La oración como don de Dios

2559 “La oración es la elevación del alma a Dios o la petición a Dios de bienes convenientes”(San Juan Damasceno, Expositio fidei, 68 [De fide orthodoxa 3, 24]). ¿Desde dónde hablamos cuando oramos? ¿Desde la altura de nuestro orgullo y de nuestra propia voluntad, o desde “lo más profundo” (Sal 130, 1) de un corazón humilde y contrito? El que se humilla es ensalzado (cf Lc 18, 9-14). La humildad es la base de la oración. “Nosotros no sabemos pedir como conviene” (Rm 8, 26). La humildad es una disposición necesaria para recibir gratuitamente el don de la oración: el hombre es un mendigo de Dios (San Agustín, Sermo 56, 6, 9).

2560 “Si conocieras el don de Dios”(Jn 4, 10). La maravilla de la oración se revela precisamente allí, junto al pozo donde vamos a buscar nuestra agua: allí Cristo va al encuentro de todo ser humano, es el primero en buscarnos y el que nos pide de beber. Jesús tiene sed, su petición llega desde las profundidades de Dios que nos desea. La oración, sepámoslo o no, es el encuentro de la sed de Dios y de la sed del hombre. Dios tiene sed de que el hombre tenga sed de Él (San Agustín, De diversis quaestionibus octoginta tribus 64, 4).


EL CAMINO DE LA CRUZ-VÍA CRUCIS
   

EL CAMINO DE LA CRUZ nos acerca a los Misterios de la Pasión, Muerte y Resurrección del Señor Jesús.


                                   ORACIÓN INICIAL
Jesús cargó en su cruz nuestros pecados y, ofreciendo su vida, alcanzó el perdón para nosotros. Por pasión hemos sido salvados. Y fuimos lavados por su sangre. Haciendo memoria de los sucesos de su pasión, sigamos el camino de la cruz hacia la PASCUA para que nos ayude a confiar en Él, a seguirle y a anunciarle .

Comienzo de la Oración:

V/En el Nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo.  
R/Amén.
                             Acto de contrición:
    Señor mío Jesucristo, Dios y hombre verdadero, Creador, Padre y Redentor mío; por ser Vos quien sois, Bondad infinita, y porque os amo sobre todas las cosas, me pesa de  todo corazón de haberos ofendido;  también me pesa porque podéis castigarme con las penas del infierno. Ayudado de vuestra divina gracia, propongo firmemente nunca más pecar, confesarme y cumplir la penitencia que me fuere impuesta. Amén. 


PRIMERA  ESTACIÓN
Jesús es condenado a muerte

V/Te adoramos, Cristo, y te bendecimos
R/porque con tu santa Cruz redimiste al mundo
    “Entonces, se levantó el Sumo Sacerdote y poniéndose en medio,   preguntó a Jesús: "¿No respondes nada? ¿Qué es lo que éstos atestiguan contra ti?" Pero él seguía callado y no respondía nada. El Sumo  Sacerdote le preguntó de nuevo: "¿Eres tú el Cristo, el Hijo del Bendito?" Y dijo Jesús: "Sí, yo soy, y veréis  al Hijo del hombre sentado a la diestra del Poder y venir entre las nubes del cielo."
      El Sumo Sacerdote se rasga las túnicas y dice: "¿Qué necesidad   tenemos ya de testigos? Habéis  oído la blasfemia. ¿Qué os parece?" Todos juzgaron que era reo de muerte” (Mc 14,60-64)

      Señor Jesús, Tu eres Rey de Reyes y Señor de  Señores. Tú has sido humillado por causa de mi  orgullo;  concédeme la gracia de unirme únicamente a Ti.

*Se reza un Padre Nuestro, Ave María y Gloria.

V/Señor, pequé. R/Ten piedad y misericordia de mí.

SEGUNDA  ESTACIÓN
Jesús carga la cruz


V/Te adoramos, Cristo, y te bendecimos
R/porque con tu santa Cruz redimiste al mundo

        "En su caída camino del Calvario, Jesús pone de   manifiesto su frágil condición humana, el Hijo del Padre no recurre a milagros ni a gestos  extraordinarios, sino que a pesar de su soledad y sufrimiento continúa confiando en el amor del   Padre, y acepta su voluntad hasta sus últimas  consecuencias" (Secretariado Nacional de Cursillo de Cristiandad).
        Jesús, tu cargaste esa cruz tan pesada sobre tu hombro herido, y sin embargo, el peso de la cruz era mi pecado, así que yo me arrepiento de mis pecados y te ruego que me concedas tu Salvación. Perdóname Señor por mis continuas caídas y pecados.

*Se reza un Padre Nuestro, Ave María y Gloria.

V/Señor, pequé. R/Ten piedad y misericordia de mí.

TERCERA  ESTACIÓN
Jesús cae por primera vez

V/Te adoramos, Cristo, y te bendecimos
R/porque con tu santa Cruz redimiste al mundo
        “Ofrecí mis espaldas a los que me golpeaban, mis   mejillas a los que  mesaban mi barba. Mi rostro no hurté a los insultos y salivazos. Pues que  Yahveh habría de ayudarme para que no fuese insultado, por eso puse mi cara como el pedernal, a sabiendas de que no quedaría  avergonzado” (Is 50,6-7).
Señor, contemplamos tu primera caída y tu entrega por toda la humanidad. Te agradezco y te alabo por tu amor infinito. ¡Señor, ayúdame a no pecar mas!

*Se reza un Padre Nuestro, Ave María y Gloria. 
V/Señor, pequé. R/Ten piedad y misericordia de mí.

CUARTA  ESTACIÓN
Jesús se encuentra con su  Madre




V/Te adoramos, Cristo, y te bendecimos
R/porque con tu santa Cruz redimiste al mundo

        "Simeón  los bendijo, y dijo a María, su madre: -Mira: éste está puesto para que todos en Israel caigan o se   levanten; será una bandera discutida, mientras que a ti una espada te traspasará el corazón; así quedará patente lo que todos piensan" (Lc 2,34-35).

      Madre Santa, Virgen María, permíteme  compartir tu  dolor para que la Pasión de  Cristo permanezca siempre viva dentro de mi, recordándome el amor de Dios por mi.  Ven a   encontrarme también en mi camino doloroso hacia el Señor.
*Se reza un Padre Nuestro, Ave María y Gloria.
V/Señor, pequé. R/Ten piedad y misericordia de mí.

 QUINTA ESTACIÓN       
Simón de Cirene ayuda a Jesús a llevar la Cruz





V/Te adoramos, Cristo, y te bendecimos
R/porque con tu santa Cruz redimiste al mundo

     "Terminada la burla, le quitaron la púrpura, le pusieron su ropa y lo  sacaron para crucificarlo.  Pasaba por allí de vuelta del campo un tal Simón de Cirene, el padre de Alejandro y de Rufo, y lo forzaron a llevar la cruz. Condujeron a Jesús al Gólgota..." (Mc 15,20-22ª).

              Señor, tu quieres compartir con nosotros la cruz cuando  nosotros compartimos y aliviamos los sufrimientos de    aquellos en  necesidad. Concédeme tener un  corazón   lleno de Caridad y de Amor para con el  prójimo.

*Se reza un Padre Nuestro, Ave María y Gloria. 
V/Señor, pequé. R/Ten piedad y misericordia de mí.

        
   SEXTA ESTACIÓN     
       La Verónica limpia el rostro de Jesús




V/Te adoramos, Cristo, y te bendecimos
R/porque con tu santa Cruz redimiste al mundo
“Oigo en mi corazón: «Buscad mi rostro». Tu rostro   buscaré, Señor, no me escondas tu rostro. No rechaces con ira a tu siervo, que tú eres mi auxilio; no me   deseches, no me abandones, Dios de mi   salvación”  (Sal 26, 8-9)
     Señor, Tú nos has creado para tu Gloria,   ayúdanos. Limpia las manchas del  pecado en nosotros con tu  Preciosa  Sangre para que  restaures tu Imagen en   nosotros.

*Se reza un Padre Nuestro, Ave María y Gloria. 
V/Señor, pequé. R/Ten piedad y misericordia de mí.
SÉPTIMA ESTACIÓN     
Jesús cae por segunda vez 





V/Te adoramos, Cristo, y te bendecimos

R/porque con tu santa Cruz redimiste al mundo
     “No tenía figura ni belleza. Lo vimos sin aspecto atrayente, despreciado y evitado por los hombres, como un hombre de dolores, acostumbrado a   sufrimientos, ante el cual se ocultan los rostros; despreciado y   desestimado” (Is 53,2-3)
        Contemplamos, Señor, tu segunda caída. Ayúdanos a vencer nuestra debilidad con la fortaleza de tus  sufrimientos. Enséñanos a amar el bien y a odiar la  maldad.

*Se reza un Padre Nuestro, Ave María y Gloria. 
V/Señor, pequé. R/Ten piedad y misericordia de mí.

                OCTAVA ESTACIÓN   
Jesús exhorta a las mujeres de Jerusalén 



V/Te adoramos, Cristo, y te bendecimos
R/porque con tu santa Cruz redimiste al mundo

  “Le seguía una gran multitud del pueblo y mujeres que se dolían y se  lamentaban por él. Jesús, volviéndose a ellas, dijo: “Hijas de Jerusalén, no lloréis por mí; llorad más bien por vosotras y por vuestros hijos”   (Lc 23, 27-28)
      Señor, Tú nos dices que es valioso e   importante buscar el  Reino de los Cielos para poder llegar a la vida eterna.  ¡Ayúdanos confiar plenamente en Ti!

*Se reza un Padre Nuestro, Ave María y Gloria. 
V/Señor, pequé. R/Ten piedad y misericordia de mí.



    NOVENA ESTACIÓN      
Jesús cae por tercera vez


V/Te adoramos, Cristo, y te bendecimos
R/porque con tu santa Cruz redimiste al mundo
       “Venid a mí todos los que estáis fatigados y agobiados, y yo os daré  descanso. Tomad sobre vosotros mi yugo, y aprended de mí, que soy  manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas. Porque mi yugo es suave y mi carga ligera” (Mt 11, 28-30)

        Señor, tu te has entregado totalmente por nosotros; perdónanos por las tantas veces que hemos pecado y no hemos reconocido la entrega amoroso y sufriente por nuestra   redención. 

*Se reza un Padre Nuestro, Ave María y Gloria. 
V/Señor, pequé. R/Ten piedad y misericordia de mí.

DÉCIMA ESTACIÓN    
Jesús es despojado de sus vestiduras
         


V/Te adoramos, Cristo, y te bendecimos
R/porque con tu santa Cruz redimiste al mundo
Cuando llegaron al lugar llamado Gólgota (que quiere decir    «La Calavera»), le dieron a beber vino mezclado con hiel; él lo probó, pero no quiso beberlo. Después de crucificarlo, se repartieron su ropa    echándola a suertes y luego se sentaron a custodiarlo” (Mt 27,33-36)

Señor, reviste nuestras almas de nuevo con las  vestimentas purísimas del Bautismo y ayúdanos a   experimentar tu Gracia en  nosotros. ¡Ayúdanos a ser dignos “Templos del Espíritu Santo”

*Se reza un Padre Nuestro, Ave María y Gloria. 
V/Señor, pequé. R/Ten piedad y misericordia de mí.

      UNDÉCIMA ESTACIÓN    
Jesús es clavado en la cruz



V/Te adoramos, Cristo, y te bendecimos
R/porque con tu santa Cruz redimiste al mundo
        “Conducían también a otros dos malhechores para  ¡ajusticiarlos con él. Cuando llegaron al lugar llamado "La Calavera", los crucificaron allí, a él y a los   malhechores, uno a su derecho y otro a su izquierda. Jesús decía:  -Padre, perdónalos, que no saben lo que se hacen”  (Lc 23,32-34ª).

     Señor, Tú me has llamado a ser tu discípulo, a negarme a mi mismo y a seguirte. Ahora que vengo a ti con mi cruz, ayúdame a cumplir siempre tu Santa Voluntad.

*Se reza un Padre Nuestro, Ave María y Gloria. 
V/Señor, pequé. R/Ten piedad y misericordia de mí.
  DUODÉCIMA  ESTACIÓN     
Jesús muere en la cruz



V/Te adoramos, Cristo, y te bendecimos
R/porque con tu santa Cruz redimiste al mundo
        “Después de esto, sabiendo Jesús que todo quedaba terminado, para que se terminara de cumplir la Escritura, dijo: -Tengo sed. Había allí un jarro de vinagre. Sujetando a una caña de hisopo una esponja empapada en el vinagre, se la acercaron a la boca; cuando tomó el vinagre, dijo Jesús: "Todo está cumplido. Y reclinando la cabeza, entregó el espíritu" (Jn 19, 28-30)

      Señor, concédeme revivir tu pasión  diariamente, úneme a tu Preciosa Sangre y haz que viva en mi vida tu llamada   maravillosa a la Santidad.

*Se reza un Padre Nuestro, Ave María y Gloria. 
V/Señor, pequé. R/Ten piedad y misericordia de mí.
DÉCIMOTERCERA ESTACIÓN
Jesús en brazos de su madre


V/Te adoramos, Cristo, y te bendecimos
R/porque con tu santa Cruz redimiste al mundo

          “Venid todos, celebremos a Aquel que fue crucificado por nosotros. ¡María le vio atado en la Cruz: "Tú puedes bien -le dijo Ella-, ser puesto en Cruz y sufrir; pero no por eso eres menos Hijo mío y Dios mío" (Romano el Cantor) 
       Señor, así como  descansaste en los brazos de tu Madre, yo también quiero descansar en tu Amor. Ayúdame a   llenar de amor cada instante de mi vida y haz que  abandone el  pecado.

*Se reza un Padre Nuestro, Ave María y Gloria. 
V/Señor, pequé. R/Ten piedad y misericordia de mí.
 DÉCIMOCUARTA  ESTACIÓN   
Jesús es sepultado

V/Te adoramos, Cristo, y te bendecimos
R/porque con tu santa Cruz redimiste al mundo
"…. Pilato se extrañó de que ya hubiera muerto, llamó al capitán y le preguntó si hacía mucho que había muerto. Informado por el capitán, concedió el cadáver a José.     Este compró una sábana y, descolgando a Jesús lo           envolvió en la sábana, lo puso en el sepulcro excavado en la roca y rodó una losa contra la entrada del sepulcro. María Magdalena y María la de José observaban dónde lo ponían" (Mc 15,42-47)

       Señor, ansío el momento de la resurrección de los      muertos cuando tu me revelarás tu Gloria. Ayúdame a adorarte en el Santísimo Sacramento y     dame la fe necesaria para  reconocerte en nuestros   hermanos, especialmente los que  sufren.

*Se reza un Padre Nuestro, Ave María y Gloria. 
V/Señor, pequé. R/Ten piedad y misericordia de mí.
                                     ORACIÓN FINAL





    Señor Jesucristo, al ser puesto en el sepulcro has hecho tuya la muerte del grano de trigo, Tú has dicho que el grano de trigo que muere produce fruto con el paso del tiempo hasta la eternidad.  Desde el sepulcro iluminas para siempre la promesa del grano de trigo del que procede el verdadero maná, el pan de vida en el cual te ofreces a ti mismo.
     La Palabra eterna, a través de la encarnación y la muerte, se ha hecho Palabra cercana; te pones en   nuestras manos y entras en nuestros corazones para que tu Palabra crezca en nosotros y produzca fruto. Te das a ti mismo a través de la muerte del grano de trigo, para que también nosotros tengamos el valor de perder  nuestra vida para encontrarla; a fin de que también nosotros confiemos en la promesa del grano de trigo.
       Ayúdanos a amar cada vez más tu misterio eucarístico y a venerarlo, a vivir verdaderamente de ti, Pan del cielo. Auxílianos para que seamos tu perfume y hagamos visible la huella de tu vida en este mundo. Como el  grano de trigo crece de la tierra como retoño y espiga, tampoco tú podías permanecer en el sepulcro: el sepulcro está vacío porque el Padre no te «entregó a la muerte, ni tu carne conoció la corrupción» (Hch 2, 31; Sal 15, 10). No, tú no has conocido la corrupción. Has resucitado y has abierto el corazón de Dios a la carne transformada.      
            Haz que podamos alegrarnos de esta esperanza y llevarla gozosamente al mundo, para ser de este modo testigos de tu resurrección. Amén.



La fe recibida en el Bautismo necesita ser orada y convencida de tener un trato de amistad con Dios. Este blog quiere ser un rincón para orar junto a Dios. Oremos convencidos de una PRESENCIA.



VÍA CRUCIS PARROQUIAL CON EL CRISTO DE LA AGONÍA. 18-03-2017







El día 18 de Marzo del 2017 la Parroquia de Ntra. Sra. de la Asunción en Palma del Río hicimos un VÍA CRUCIS por los alrededores del templo.






                                                


                          Conoce libros de F. Baena en Bubok



Conoce alguno de  mis blogs en Blogguer:

• BUENA NOTICIA  

• APRENDIZ DE POETAS  https://aprendizpoetas.blogspot.com/

• LUGARES Y RINCONES DEL MUNDO https://fbaenacalvo1.blogspot.com.es/

• CÓRDOBA, CIUDAD MÁGICA  

• LAS MEJORES FRASES CÉLEBRES https://frasesinmortalesycelebres.blogspot.com.es/

• PALMA DEL RÍO Y LUQUE https://palmadelrioyluque.blogspot.com.es/

Gracias por entrar en mi canal de Youtube: 
Canal de Francisco Baena Calvo.
Me gustaría que te suscribieras a mi canal: http://goo.gl.j2Yvek
Conoce mi página web: 

*Si te gustó el video dale a me gusta (like)



Gracias por tu visita. Si te ha gustado este artículo añade me gusta. Compártelo en las redes.


CONOCE A FRANCISCO BAENA CALVO